viernes, julio 27, 2007

Diego Alvárez, la poetica del cajón flamenco

El cajonero de Joaquín Cortés, Sara Baras, Antonio Canales, el Nuevo Ballet Español, Jorge Pardo Trío y otros más es, nada más y nada menos, el venezolano Diego Álvarez.

Ese sonido seco de madera motivó al compositor, también criollo, Omar Acosta a componer, para lucimiento de Álvarez, un Concierto para cajón flamenco allí se explora el joropo venezolano y la soleá, que es el palo madre de donde nacen los otros.
"Hago muchas otras cosas, siempre partiendo del cajón, intentando meterlo en otras músicas. Se da muy bien y ya tengo mucho tiempo que empecé el flamenco aquí en Venezuela, y acabo de grabar mi disco con el Bak Trío, que es de música venezolana".
Esta producción se bautizará el 29 de marzo en el auditorio Corp Banca, con un concierto a las 8:00 de la noche.
Álvarez refiere un poco cómo el cajón es oriundo de Perú, y fue llevado a la España de los flamencos por Paco de Lucía hace 35 años. "Y ahora tenemos este problema entre Perú y España, porque insisten en que el cajón es peruano, y yo los apoyo. Pero el cajón se conoce en el mundo gracias a los flamencos".
Este músico, hijo de la gran Morella Muñoz, estudió percusión en el Conservatorio Simón Bolívar de Fesnojiv, a la par que se instruía en los Talleres de la Fundación Bigott, y con los maestros de San Agustín: Totoño, Mandinga, Orlando Poleo, Benigno Medina, William Troconis, Vladimir Rivero. De modo que sus palmas saben qué son las texturas de la piel (cueros) y de la madera.
"La madera es más noble. Para la piel hay que hacer esfuerzos sobrehumanos. Para mí es mucho más viva la madera".

1 comentario:

Paula Andrea dijo...

Hola Negro, Diego, para mi es un orgullo estar con vos en Venezuela en el aniversario.. gracias por ese momento tan bonito de compartir con vos y mi esposo Ivan Suzzarini.. Te Recuerdo.. Paula Arellano. Gracias Negrito..