domingo, febrero 18, 2007

Huáscar Barradas, una flauta mágica y universal

Más que flautista, se trata de todo un director musical. Con “Candela” en sus manos y en sus pulmones, las ideas parecen fluirle de la misma manera que sus proyectos y que su indescansable carácter, que lo lleva de un lado a otro, promoviendo su concepto musical venezolano fresco y agradable. Con alrededor de una decena de álbumes editados por su propio sello disquero, dice con seguridad que el éxito obtenido es la perfecta sumatoria de su creatividad en la búsqueda de sonidos novedosos, aunado al trabajo constante, la ayuda de Dios, y en parte la apertura que se ha tenido últimamente para con la música venezolana. Desde su inicio, Huáscar Barradas tiene como principal premisa la de crear un estilo de música venezolana que, a pesar de no tener calificativo, pueda “semi catalogarse” como un sonido venezolano instrumental contemporáneo o urbano, capaz de transmitir emociones al público en general, sin importar edades ni credos.

Teresa Broggi (Revista Paréntesis)
Fotos: Fernando Aguirre

Huáscar Barradas cuenta como un niño cada una de esas experiencias y muy poco le importa hablar y hablar, como buen zuliano, hasta por los codos; él realmente tiene mucho qué decir, no sólo de su inseparable instrumento al cual quiere “más que la cotiza que lleva en el pie”, sino de su vida como músico exitoso. Como pocos, se ha dado el lujo de reunir en un mismo escenario a grandes figuras de la música venezolana, entre ellas Aldemaro Romero, Frank Quintero, Cecilia Todd, Betulio Medina, Ricardo Cepeda, Neguito Borjas y Rafael “El Pollo” Brito, por sólo nombrar una pequeña parte de la lista de quienes han colaborado con él.
Alejado por ahora de la pedagogía en distintas instituciones musicales venezolanas, se encuentra centrado y concentrado en hacer que su música retumbe, mediante la continuidad de proyectos de corte independiente, que lo lleven a compartir micrófonos y escenarios con artistas amigos, para así abrirle espacio a la música hecha en esta nación de Bolívar. La meta principal de este marabino es unirse a artistas famosos y realizar proyectos sonoros que involucren a la música tradicional venezolana, volviéndola más escuchable y más buscada.

¿Cómo es que te llamas?
Hay quienes bromean por lo complejo de su nombre, pero Huáscar proviene de la cultura inca, cosa que para nada afecta a este criollo que seguro se convertirá en alguien universal. Profeta en su tierra, expresivo, de marcadísimo acento al hablar, soñador y con grandes expectativas con respecto a su futuro, dentro y fuera de los escenarios, dice no estar acompañado sentimentalmente en este instante, aunque haya quien quiera achacarle amoríos.
El trato con él es directo. Con una autenticidad que impresiona, confiesa ser el financista de todas sus producciones, no contar ni con mánager ni agentes para manejar su relación con los medios de comunicación. “No critico estilos, a mí me funciona así, yo trato de tener contacto con la gente sin racismo ni clasismo”, dice.

El músico que dejó su natal Maracaibo a temprana edad para estudiar flauta fuera de nuestras fronteras, dice ser el niño que se fue y nunca regresó, y como nunca lo hizo, siempre quiere volver a sus raíces. Esto significa que a pesar de residir en Caracas, de 365 días que tiene un año, al menos 200 los vive en Maracaibo y de no ser así, su banda a la cual bautizó con el mismo nombre de la capital zuliana, está conformada por músicos marabinos que le recuerdan a su terruño; “es por eso que mi trabajo siempre sale mollejúo”, asegura

- ¿Cómo es eso de que te sitúas entre lo popular y lo clásico?
- Bueno, eso es lo que dicen quienes comentan. Lo que sí no puedo dudar es que tengo una formación académica fuerte, un grado y un postgrado en música, además de que estudié con profesores famosos en el mundo de la flauta en Alemania y Estados Unidos. Yo comencé a tocar a los 12 la Quinta Sinfonía de Beethoven en la Orquesta Nacional Infantil de Venezuela, de la cual soy la primera camada. Ahí hacía música venezolana, guaracha, salsa. Soy como el niño que la mamá nació en Barlovento, pero el papá es alemán; él sabe de ambas culturas.
Explícame eso de que logras una sonoridad que explora registros poco frecuentes en el contexto local, junto a una absoluta precisión rítmica.
Lo que he tratado en los últimos años es sacarle mayor posibilidades a la flauta. En mis conciertos yo toco con muchos efectos, canto, uso zampoñas peruanas y realizo trucos con la lengua que me vienen un poco de la música clásica. De hecho cuando me ven algunos flautistas, me dicen que estoy loco. Mira, es que yo soy muy inquieto, he salido en el Teatro Teresa Carreño descalzo, porque yo no pienso tanto en Huáscar sino en el arte, en la música… el motivo final no es ser famoso, sino que cuando oigas una radio en otro país, sepas que esa música es venezolana por las mezclas extrañas que hace un loco en Venezuela.

- ¿Y por qué no te apoya un sello disquero?
- Yo creo que ese es gran parte de mi éxito, porque creo que ninguna disquera hubiera gastado tanto dinero como yo invertí. Este esfuerzo es mío.

- ¿Qué te dice el público y tus amigos músicos de no contar con el soporte de una disquera grande?
- Imagínate. Ahora muchos famosos me llaman a mí para que los asesore, de hecho, yo tengo una empresa y vamos a ayudar a los jóvenes talentos que hagan música en serio.

Latineando
Así se llama el disco de estudio más reciente de Huáscar Barradas, que se hizo como recopilación de dos álbumes anteriores que el artista grabó para la empresa privada. Se trata de un total de 15 temas entre los cuales se encuentran acumuladas piezas magistrales de la música como “Gracias a la vida”, entre muchas otras que reafirman el criterio de Barradas, con respecto al valor de una fusión musical, por más que resulte complicada de hacer.
Un DVD mollejúo
Adictivo, bien producido, espontáneo y con una buena influencia del sentir zuliano, son calificativos que puede tener “Entre amigos”, el DVD que durante el año 2006, salió al mercado con una semana de diferencia del disco “Latineando” de Huáscar Barradas.
No se trata de un concierto grabado y llevado a la cinta, para demostrar que el artista suena bien en vivo. Es la recopilación medida de los más grandes éxitos que Barradas ha grabado, muchos de éstos en compañía de importantes personalidades del mundo de la música como el maestro Aldemaro Romero, Cecilia Todd, Frank Quintero, Rafael “Pollo” Brito, Gualberto Ibarreto, Ricardo Cepeda, Betulio Medina, Neguito Borjas, Mermelada Bunch y Luis Fernando Borjas con Ronald Borjas de Guaco.
Descalzo durante toda la grabación, Huáscar comparte el protagonismo de su flauta con estos grandes de la música nacional en una verdadera y extraordinaria aventura sonora, que tuvo como sede la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, y que nos pasea por distintos géneros, llevando al público a la melancolía, a la fiesta, al amor y lo tradicional que puede ser una gaita entonada por sus propios autores.
“Para mí es muy importante que eso que pasó ahí, que fue maravilloso, y quedará como una especie de pasaporte o como un homenaje de un grupo de personas increíbles que creen en lo mismo y quienes aceptaron la invitación, para que yo utilizara su música, demostrándole a la gente que tocando algo venezolano podemos hasta llenar un estadio”.
El DVD que fue grabado en vivo durante las presentaciones de Barradas, hechas el 6 y 7 de mayo de 2006, presenta también una serie de entrevistas hechas a quienes colaboraron con Huáscar en este trabajo, además de momentos y anécdotas ocurridos tras cámaras de ese concierto que logró comprimir muchas vivencias, en una grabación de 2 horas, 40 minutos, tras haber gozado de un éxito de taquilla.
“Se hicieron muchas cosas en las cuales se apostaron para que la gente que fue, se llevara un recuerdo para toda la vida. El DVD se hizo con 6 cámaras, 48 canales de audio, tecnología de cine... es algo que no sabemos cuándo se va a repetir”, manifiesta Barradas orgulloso de este material cuyo nombre se debe a que fue hecho con verdaderos “panas” suyos, cantantes y músicos, que sin duda es capaz de volver fan hasta a los detractores de la gaita y del joropo.

- Has trabajado con mucha gente, ¿Con quién te falta colaborar?
- Ahorita en el próximo disco, trabajaré con gente de afuera. He conversado con Oscar D´León, con Amigos Invisibles. Hay mucha gente y este país tiene talento regado por todos lados.

- ¿Qué tan difícil es adaptar la música de otros a la flauta?
- He tratado de volver la flauta como Santana a la guitarra. Él le da espacio a otros cantantes, pero la gente lo quiere ver solear; lo que trato es de buscar un balance entre lo que doy y lo que dan los otros artistas.

- ¿Cuál es el artista que más te inspira ?
- Aldemaro Romero… pero puede que me guste un intérprete desconocido internacional y luego escuche el disco de Circo Urbano. Yo no tengo un estilo, siempre me estoy nutriendo. Me gusta la salsa brava y en estos días compré un disco de Rubén Blades, Willi Colón y Héctor Lavoe, con canciones que a mí me encantan de ellos.

- ¿Qué hay de tu internacionalización?
- Yo estoy tratando de entrar a Estados Unidos y hemos dado pasos muy chéveres porque ya se lanzó un disco allá y toqué en el Miami Arena. Lo que pasa es que yo no quiero ir a matar tigres. He tocado en la Universidad de Miami ante 1.000 estudiante, con cuestiones académicas que me interesan. Quiero que mi carrera se maneje así, no sólo para los venezolanos que están residenciados ahí, sino para varios tipos de público.

Por el Lago
Aparte de continuar haciendo conciertos de “Entre Amigos” por todo el país, Huáscar Barradas tiene en proyecto el Museo Ecológico del Lago, una idea educativa a ser desarrollada por empresarios y gobierno. “Lo que queremos lograr es que en 15 años la gente se pueda bañar en el lago; es una cosa trascendental para que los niños vean las especies. Haremos conciertos para hacer dinero y conseguir en 3 años el museo”, asegura.

- ¿Tú como que te quieres lanzar a Gobernador del Zulia?
No, no creo, nada más a Presidente pero dentro de 20 años (risas). Yo no me parcializo porque soy libre, no le debo a nadie. Todo lo que tengo lo trabajé.

Mini Biografía
Cuando tenía nueve años, sus padres lo inscribieron en el Conservatorio de Música “José Luis Paz” de Maracaibo, en la cual recuerda haber escogido la flauta desde el comienzo.

Nacido en la capital zuliana, su formación académica incluye estudios en el Brooklyn Conservatory de Nueva York (del cual egresó cum laude) y en la Escuela Superior de Música de Frankfurt. Ha recibido importantes becas como la del servicio de intercambio académico alemán y la Fundación Beracasa, además de la orden “Relámpago del Catatumbo” del gobierno del estado Zulia, así como la orden “Ciudad de Barquisimeto”. Ha sido flautista asistente principal de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo y la Orquesta Filarmónica Nacional.
En su paso como pedagogo, ha trabajado como tallista en la Orquesta Nacional Infantil de Venezuela y dictando su curso “El arte de interpretar la flauta” en diferentes conservatorios dentro y fuera del país, además de ser profesor en el Instituto Universitario de Estudios Musicales en Caracas.
Su flauta se ha paseado por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, siendo también fundador de la agrupación Huáscar Barradas y Maracaibo. Entre sus trabajos más resaltantes está Pacificando, una cantata experimental, que reúne la voz de la mezzosoprano Martha Senn con el canto de las ballenas que se encuentran en el pacífico colombiano, y la compañía de la sonoridad de ocarinas precolombinas -flautas de barro- caracolas y episodios electroacústicos.
“Mi meta en la vida no es tocar en Sábado Sensacional; yo quiero tocar en el Carnegie Hall de Nueva York”, dice este músico que trata de ser honesto con su trabajo y cuya frase de vida es: “Sólo rodeate de los mejores”.

Fuente: Revista Paréntesis - Diario El Carabobeño

2 comentarios:

IMAGINA EVENTOS dijo...

HUASCAR, como algunos de los artistas que tratamos es ESPECIAL. Pero él, el que más. Sencillo, amistoso, soñador y, reiterando lo que dices, hablador hablador y hablador. Yo regresé de un evento que tuvimos en Margarita, sentada a su lado en el avión... y Huáscar NO paró de hablar. Osea que lo suyo es TOCAR y conversar. Un verdadero orgullo para todos los venezolanos.
En IMAGINA lo adoramos ( y los clientes para los que lo hemos contratado también). Qué buen blog.
Saludos,

SANDY QUINN dijo...

ANOCHE ESTUVE EN EL HOTEL MARE-MARE Y VI LA PRESENTACION DE ESTA MARAVILLA VENEZOLANA, CONOCIA SU MUSICA A TRAVES DE UN AMIGO MARACUCHO QUE ME HABIA REGALADO UNO DE SUS DISCOS, Y ME GUSTABA, PERO DESPUES DE OIRLO EN PERSONA QUEDE ENCANTADA...ES UNA MARAVILLA Y ACOMPAÑADA POR NUESTRA GRAN ORQUESTA SINFONICA DEL ESTADO ANZOATEGUI...HAY QUE VERLO...Y HAY QUE COMPRAR SU MUSICA...ES UN GRAN TALENTO SIN DUDA...SANDRA QUINTERO, C.I. 8.335.143