miércoles, marzo 08, 2006

Ana María Yanes: fotografa venezolana

Elementos simbólicos presentes en la naturaleza atraen la mirada febril de Ana María Yanes, hasta hace poco reacia a abordar el paisajismo. Después de 20 años como fotógrafa y poseedora de una profunda espiritualidad, se detuvo ante un punto de contemplación inquietante: el latido de un mundo que refleja al ser humano por dentro. Su exposición Planeta latente reúne 18 fotografías de gran formato que en su conjunto remiten a un templo de contemplación. El público podrá apreciarla a partir del domingo 12 de marzo a las 11:00 a.m. cuando será inaugurada en la Sala 13 del Museo de Arte Contemporáneo (Zona Cultural de Parque Central).

Ana María Yanes incursionó en la fotografía a los 16 años. Desde entonces, se ha planteado proyectos en torno al retrato, el desnudo y la fotografía documental. La frase emitida por un maestro suyo le hizo virar su mirada hacia el paisaje, experiencia de la cual nació Planeta Latente, uno de los más ambiciosos proyectos de su carrera: "Todo aquello que contemplas, esa inmensidad, está dentro de ti, en miniatura".

Mano de Dios, de la cual Ana María Yanes comenta: "Es una foto de la caída de agua "Suruape", ubicada en el Parque Gran Sabana; no está intervenida, pero en ella veo unos dedos inmensos de piedra y no puedo decir más que son los de Dios".
La exposición muestra imágenes de la Gran Sabana venezolana (considerada una de las zonas más antiguas del planeta), los Médanos de Coro y los parques La Llovizna y Cachamay, del estado Bolívar. En todas las fotografías la artista incita al observador a que asuma una postura de respeto por la pureza, belleza, armonía y perfección de la creación. Por ello, el visitante podrá leer en el techo de la exposición una frase escrita por Sri Shiva ShaktianandaMa, su maestra espiritual: "Nuestro Planeta nos contiene y nosotros a El. Somos Uno. Imagínate elementos de Ti, elementos de El. Ámalo todo, ámate todo".


La simbología está muy presente en este trabajo: "Hay en la exposición un aprendizaje personal de mi evolución, dejé impresos los senderos espirituales que me han llamado la atención por mucho tiempo. En la obra Abismo, por ejemplo, se pueden contemplar un dragón, que representa fuerza, belleza, misterio y pureza, y una esfera oscura, como la que está en el Árbol de la vida de la Cabalah, que es el paso previo a la iluminación y a la unión definitiva con Dios".
Es la primera vez que Yanes realiza intervenciones con photoshop a sus imágenes. Sobre ese experimento comenta: "Comencé el trabajo de paisajes siendo totalmente purista, utilicé diapositivas. Después, por curiosidad, me di cuenta que si desdoblaba las imágenes se convertían en composiciones casi caleidoscópicas. Y me atrajo la fuerza que emitían".
La artista ejerce la docencia desde hace 7 años en la Escuela de Fotografía de Roberto Mata, y su trabajo reciente le ha inspirado crear una cátedra nueva, que se centrará en los paisajes, dado que son muy pocas las que abordan esa temática. "El llamado de la naturaleza es un llamado muy fuerte –expresa- cada vez que fotografiaba la naturaleza ella se volvía más abstracta, más profunda, y yo sentía más dolor por la indiferencia y la destrucción a la que se le somete. Si no hay conciencia sobre ella, el hombre acabará consigo mismo".

Fuente: Analitica

1 comentario:

Fedosy dijo...

Hola, excelente tu propuesta a través de este blog. Es de un valor fundamental para Venezuela.
Nosotros, por nuestro lado, también estamos apoyando el talento venezolano a través de una blogrevista de arte y cultura (primera en su estilo en la blogesfera). Es una iniciativa cargada de humor, tropelías y malas -o pésimas- intenciones.

Te paso la dirección de nuestra revista. Estamos en el primer número, vamos con fuerza para el segundo.

www.hermanoschang.blogspot.com

Saludos

Fedosy Santaella.