sábado, mayo 10, 2008

Impecables pastelitos en Puerto Ordaz

Aunque el nombre suene a recién estrenado, desde hace 14 años la familia Hernández se levanta a las 3:45 de la mañana para ensamblar la comida más importante de todo mortal: el desayuno. Por aquello de “barriga llena, corazón contento”, y más cuando el manjar se las trae, todo el que pase raudo por la calle China de Villa Asia, en Puerto Ordaz, debe detenerse ante el humeante llamado de los impecables pastelitos que allí se estacionan para la contentura de sus comensales.




FOTOGRAFÍA Alberto Delgado

La historia empezó cuando José Neptalí Hernández, el papá del proyecto, se escapó de Caracas para refugiarse en la tranquilidad del suelo guayanés. Ya antes había decidido vender empanadas para financiar su manutención, pero salió despavorido del trajín urbano y emigró hacia el sur. Parado en una esquina de la naciente ciudad, teniendo como escoltas una cava y un gran termo de avena, el primer día dejó el sinsabor de sólo una unidad vendida.
No dejarse vencer fue la consigna que adoptaría desde ese momento y que luego de algunos años le legó a tres de sus cinco hijos. “Él ya tiene 60 años y una vez nos reunió para decirnos que pensaba jubilarse. Nos preguntó quién ocuparía su puesto”, resume Liliana Hernández, profesora de inglés que ahora forma parte del trío pastelero. Desde entonces, ella, junto a José Neptalí Jr., laureado de administrador, y Liliana, la psicopedagoga del grupo, se encargan de nutrir estómagos recién levantados.
Con el mismo horario de su padre, el varón mezcla varios paquetes de harina todo uso con una fórmula cultivada por la experiencia, hasta lograr el punto de suavidad característico de la receta. Acto seguido, trasforma la masa en cuadrados de 10 x 10 centímetros que alojan pollo, cordon blue, jamón y queso, papa con queso, dos quesos, salchicha, perico, atún, andina y pepimar, el nuevo integrante de la partida fruto de la combinación de pepitonas con calamares, todos guisos que forman parte del acervo gastronómico familiar. Como acompañantes diligentes, ofrecen té helado, avena y un refrescante jugo.
Otro de los ingenios del auspiciador queda plasmado en los carritos que sirven de vitrina a la preciada carga: “Todos han sido creados por él, desde la primera mesa que tenía unos dispositivos para colocar los envases de jugo, hasta el que tenemos actualmente”, narra Liliana al tiempo que señala el secreto del mostrador amarillo desde donde su hermana calma el ímpetu a más de un transeúnte: “Es una nevera, mi papá la diseñó para que fuera el apoyo que usaríamos mientras el otro es repotenciado”.
La incidencia no los turbó para nada, pues instalan su tarantín a las seis de la mañana y a las nueve es repuesto el crisol de sápidos vigorizantes cocidos en el hogar asentado en la misma urbanización. Para mantener la armonía del lugar, el patriarca fue el encargado de sembrar frondosos árboles que ahora sirven de refugio contra el sol tempranero que alumbra la avidez de los urgidos catadores, mientras que, para colaborar con la decoración vecina, plantó pequeñas palmeras aledañas, además “le pusimos luz a toda la esquina y estamos pendientes de mantener siempre limpia el área”, agrega la profesora.
Para muchos, el rasgo que hace al El nuevo negocio de Puerto Ordaz un punto obligado de parada no es sólo la calidad de sus desayunos, sino la esmerada atención que se desborda en las dos sonrientes hermanas: “Tenemos el Club de los Consentidos, y ahí están inscritos todos los abuelitos que nos visitan a diario”.
En tiempos de escases, la familia Hernández sale al trote con la viveza propia del venezolano: “Tenemos puntos claves donde compramos los ingredientes, pero no es nada fácil, diariamente usamos 18 litros de aceite”, combustible que dora la contextura de los 200 ejemplares que expenden en cada nueva jornada, sin contar los que cuecen bajo la modalidad de encargo.


Contacto: 0286. 962.04.41.








2 comentarios:

RB dijo...

Hola , wow que lindo ver gente de pto ordaz . Vivi alli hace muchos siglos atras ;) me encanta esa maravillosa ciudad.
Les seguire en mi blog, gracias
Bye
RB

krmen dijo...

hay ley la nota y me inspiro yo voy a empezar aquí en puerto la cruz y soy diseñadora y al ver su progreso cuanto tiempo lleva en esto me anima saludos y sigan cosechando éxitos

saludos