sábado, enero 06, 2007

El libro de Douglas Monroy, “Alejandro Otero ante la crítica. Voces en el sendero plástico"

La edición especial publicada en diciembre de 2006 y producto del trabajo del investigador venezolano Douglas Monroy, muestra la vida y obra de este artista guayanés, referencia obligada del arte venezolano


Ternium Sidor, la principal siderúrgica de Venezuela, editó el libro “Alejandro Otero ante la crítica. Voces en el sendero plástico”, con el objetivo de promover las manifestaciones plásticas y enaltecer el desarrollo cultural del país. Esta completa e interesante publicación ilustra la vida y obra de quien fuera uno de los grandes maestros del arte contemporáneo nacional.

La propuesta editorial parte de una laboriosa compilación de textos, imágenes y documentos hemerográficos realizada por Douglas Monroy durante más de 10 años. El investigador venezolano reconoció la iniciativa de la productora de acero para incentivar la cultura nacional y destaca que este artista es “una referencia fundamental del arte venezolano y continental”.

“Alejandro Otero ante la crítica. Voces en el sendero plástico” es la continuación del exhaustivo trabajo al que Monroy se ha abocado durante los últimos años y que se vio reflejado en la compilación “Memoria Crítica de Alejandro Otero”. En esta oportunidad, Monroy reúne la visión de aquellos autores venezolanos y extranjeros -pensadores, críticos, cronistas e investigadores del arte local del siglo XX- quienes conocieron la obra de Alejandro Otero.

Alejandro Otero fue pintor, dibujante, escultor y escritor. Traspasó y renovó las vanguardias del arte contemporáneo dejando una huella indeleble que estará siempre en la cotidianidad del venezolano a través de sus obras. El estado Bolívar, territorio que vio nacer a Otero, tiene el privilegio de contar con una de sus piezas artísticas: El Integral Vibrante, que da la bienvenida a quienes acceden por la puerta principal de la siderúrgica Ternium Sidor. La escultura es, además, la inspiración para ilustrar la portada del mencionado libro.
Fuente: Nueva Prensa

1 comentario:

tamarindo dijo...

tengo el libro y es maravilloso...