viernes, diciembre 30, 2005

Fallece Adolfo Martínez Alcalá, emblema de la radio venezolana


Adolfo Martínez Alcalá

Es un personaje legendario en la historia de la radio y de la televisión venezolanas. Nace en Barcelona, Edo Anzoátegui el 12 de agosto de 1927. A los 21 años obtiene el certificado de Locutor, y a partir de ese momento, no habrá faceta en el cual, Don Adolfo, no haya desempeñado, bien sea en radio o televisión.


Este jueves 29 de diciembre de 2006, a la edad de 84 años(*), fallecio el periodista y locutor Don Adolfo Martínez Alcalá, pionero de la radiodifusión venezolana y quien fuera un gran personaje de la radio y el periodismo venezolano.

Inició su actividad profesional en el año 1950 como redactor y locutor de noticias en radiodifusora Venezuela.

Ingresó a radio Capital en 1968, como locutor de noticias y asesor general del departamento de prensa. Además fue corresponsal en Venezuela de “ the voice of América”.

Desde 1968, fue locutor de noticieros estelares en radio Capital y director del departamento de prensa de la emisora, además, actor, narrador, productor y director de diversos especiales. Igualmente tuvo una estelar participación en el programa “Dos Generaciones”. Productor del programa “Esta Tierra Mía”, el cual recibió galardones por su labor venezolanista.

Fue para muchos el radiodifusor de mayor influencia en el país que a partir de la década de los años cincuenta, a mediados del siglo veinte, comenzó a dar cátedra de locución y de cómo llevar un espacio radial a la exigente audiencia. Fue maestro de maestros que como él, destacaron en el medio hasta que el destino marcara el final de cada uno de ellos.

Después que irrumpe en el medio, con luz propia, fueron apareciendo otras figuras destacadas como Renny Ottolina, Marcos Vinicio Lacavalerie, Pancho Pepe Cróquer, Henry Altuve, que se sumaron al famoso “Tío” Víctor Saume, entre tantos nombres que impactaron, posteriormente, a los venezolanos a través de la pantalla chica de la desaparecida Televisora Nacional, Televisa y la decana Radio Caracas Televisión.

Entre sus alumnos más agradecidos y sobresalientes está Napoleón Bravo, quien tuviera la oportunidad de trabajar a su lado en Radio Capital en el programa “Dos generaciones”, con el cual obtuvieron el Premio Nacional de Periodismo.

Fue pionero de la radiodifusión nacional. Sus primeros pasos los dio en 1944 como redactor deportivo en el semanario La Voz del Ávila. En 1948 obtuvo su título de locutor para comenzar a transitar en el camino de la locución en Radiodifusora Venezuela. En 1950, dedicado a la radio, incursionó como actor en dramáticos en Radio Continente, Radio Caracas y Radiodifusora Venezuela, actividad que alternó con el campo publicitario.

Su inquietud en el mundo de la comunicación lo llevó a ser corresponsal de la Voz de Los Estados Unidos de América, en 1962. Su voz matizada y muy bien timbrada lo colocó en las promociones de Venezolana de Televisión y como narrador de noticias de Radio Capital, de la que fue luego su jefe de Prensa. En esta radioemisora fue el encargado de emitir agudos comentarios sobre el acontecer del país con la “media cuartilla editorial”.

Destacó además como profesor de producción de radio y televisión. Recibió, en 1978, la Orden Andrés Bello.

Se apagó su voz privilegiada, aunque sus enseñanzas permanecerá para siempre, así como su calidad humana.

Fuente:
http://globovision.com/news.php?nid=17053&clave=a%3A1%3A%7Bi%3A0%3Bs%3A15%3A%22Martinez+Alcala%22%3B%7D

http://www.2001.com.ve/ (Personaje del día)

Leer "Esta Tierra es Mía"


(*) Nota del Blog: Adolfo Martínez Alcalá tendría 78 años al momento de fallecer ya que nació en 1927.

5 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Que bien que le hayas hecho este pequeño homenaje (y desde España) a Don Martínez Alcalá.
Creo que muy pocos blogs hicieron referencia.
Saludos.

Gonzalo Garibotto wiener dijo...

Aprendí a querer mucho más a Venezuela a través de la voz vibrante y llena de carácter con la que Don Adolfo nos permitía ver las cosas. Era sobre todo un hombre honesto que decía lo que sentía sin temores ni medias tintas. Cada vez que yo volvía de Caracas a Maracay lo escuchaba a eso de las 7 de la noche en su programa en Radio Capital. Cuando yo iba llegando a La Encrucijada ya no se le escuchaba casi, lo que me hacia preguntarme por qué no era posible escucharlo con toda claridad y libertad fuera de Caracas.
Descanse en paz querido amigo. Recién me acabo de enterar por este medio, qué lástima.
Desde el Perú, mi otra patria, en mayo del 2009.

lizzie lee dijo...

Cada noche, a medianoche, en Radio Capital (AM 710) despues del Himno Nacional, el poema "Si" de Rudyard Kipling era recitado por esa hermosa firme y gruesa voz de Adolfo Martinez Alcala. A Adolfo le debo el haber aprendido las palabras de sabiduria de Kipling. La perfecta entonacion que Adolfo le dio a cada palabra de ese hermoso poema, hizo que se grabaran en cada fibra de mi ser. Aun hoy, despues de mas de 30 años, puedo escuchar su hermosa voz, repitiendo tan extraordinario poema.

Gracias Don Adolfo

freddy gil muro dijo...

ESTE MENSAJE VA DIRIGIDO A LOS FAMILIARES DE MI RESPETADO AMIGO ADOLFO MARTINEZ ALCALA CON QUIEN TUVE TRATO CORDIAL Y AMENO CADA VEZ Q ME ACERCABA A RADIO CAPITAL.QUIERO GRABAR PROGRAMAS"ESTA TIERRA MIA"TENGO ALGUNOS PERO ME FALTAN,APROVECHO TAMBIEN PARA PEDIR A CAPITAL QUE VUELVA A RETRASMITIR ESOS PROGRAMAS QUE AYUDARAN MUCHO A LA JUVENTUD CONOCER MAS DE NUESTRA QUERIDA VENEZUELA.FREDDY R.GIL MURO

Escalante Photography & Video dijo...

Hola soy Eugenio Miranda, gracias por publicar esta nota tan respetuosa y sintetizada para quien en vida fuera una de las mas respetadas y galardonadas voces de la radio venezolana, me atreveria a decir de todos los tiempos. Junto a Elba Hernandez, Chepo Bustamante, Rafael Gamez y otros prestigiosos colegas tuve el privilegio de narrar noticias dentro de su muy selecto equipo de locutores narradores por espacio de 8 anos. A Don Adolfo le debo muchas de las lecciones mas importantes que aprendi en radio, cada uno de sus reganos con el tiempo fueron cobrando un valor inestimable, y gracias a eso pude tener una vision mas amplia de los medios y formarme las adelante como periodista. A Don Adolfo siempre lo llevaremos en el Corazon.